En esta nueva entrada del blog de Playerytees, el tema central serán los uniformes ejecutivos, así como su importancia y evolución en los últimos años. Los uniformes existen desde hace cientos de años, estos se han usado con el objetivo principal de diferenciar a los diferentes ámbitos y sus actividades. Para las personas es más fácil identificar a un doctor o a un bombero por la vestimenta que llevan puesta mientras realizan su trabajo.

Imaginémonos entrando en un hospital en donde todas las personas, tanto pacientes como trabajadores, estuvieran vestidos con ropa normal, todo se volvería un verdadero caos, pues nadie sabría a quién dirigirse; por eso los uniformes son muy importantes, no sólo en el ámbito médico, sino también en todos los demás.

Los uniformes, aparte de permitir identificar con facilidad a las personas, están diseñados para que estas puedan llevar a cabo su trabajo de manera cómoda y segura.

Los uniformes empresariales al igual que cualquier tipo de uniformes, otro ayudan a las empresas a reconocer a sus colaboradores y a proyectar una imagen seria y profesional en todo momento, es por eso que estos uniformes deben usarse responsablemente por parte de los trabajadores y no llevar a cabo actividades que puedan poner en duda el nombre o los valores de la empresa, al menos mientras lo portan.

Al igual que todo, los uniformes han ido cambiando con el paso del tiempo, no solo porque las necesidades que hoy en día se tienen son distintas, sino también porque las modas se modifican, y aunque se trate de uniformes, estos deben diseñarse con base en la moda que se está usando para que los trabajadores se sientan cómodos y seguros al utilizarlos.

Como ya lo comentamos, los uniformes ejecutivos, cumplen con el objetivo de dar a la empresa la seriedad que requiere para proyectar a los consumidores confianza y preferirla de entre las demás marcas del mercado que puedan ofrecer o vender productos y servicios similares.

Al utilizar uniformes en las oficinas de las empresas, también se trata un tema de igualdad, que hoy en día es más que importante tomar en cuenta, ya que en estos lugares llega a suceder lo mismo que podría darse en las escuelas si los niños no llevaran uniformes, podrían hacerse diferencias con respecto al tipo de ropa que cada quien llevase y esto también podría llegar a ser motivo de burla o rechazo, y aunque bien es cierto que no debería ser así, la verdad es que siempre ocurre.

Imaginémonos esta situación en los trabajos, en donde las personas mayores también llegan a burlarse o a hacer comentarios discriminatorios acerca de la vestimenta de sus compañeros, pero al usar uniformes esta posibilidad se elimina por completo, ya que todos lucen igual y llevan la misma vestimenta.

Cada vez son más las empresas que implementan el uso de uniformes ejecutivos para sus colaboradores con los objetivos que ya hemos mencionado, y las que aún no lo hacen, cuentan con un estricto código de vestimenta para evitar que los colaboradores utilicen prendas que no cumplan con los valores y la proyección de la compañía.

Para los empleados llevar uniforme también tiene sus ventajas, y aunque al principio podrían ser renuentes a usarlo, al final comprenderán que es lo mejor.

  • Igualdad. Como ya lo comentamos, al llevar el mismo uniforme incluso jefes y directores podrán verse igual y no existirán distinciones ni burlas.
  • Practicidad. Al llevar un uniforme distinto cada día de la semana, los colaboradores no tendrán que batallar para elegir la ropa que quieran llevar cada día, lo que muchas veces puede tomar tiempo y retraso, especialmente en las mujeres.
  • Ahorro. Al contar con uniformes para asistir a trabajar, los empleados no tendrán que gastar su dinero en ropa para el trabajo y podrán adquirir otro tipo de prendas que podrían utilizar durante el fin de semana, o bien, ahorrar el dinero o usarlo para comprar otras cosas que necesiten.
  • Sentido de pertenencia. Cuando se lleva un uniforme, las personas pueden sentir que forman parte de algo importante, en este caso, de la empresa o compañía para la que trabajan.

Es importante que los encargados de llevar a cabo la elección de los uniformes tomen en cuenta que estos deben ser cómodos para que los empleados puedan llevar a cabo sus actividades y cumplir con su jornada de la mejor manera, por eso es importante que se prueben las prendas. Para esto, se debe tomar en cuenta el tipo de actividad que se lleva a cabo en el lugar, ya que no pueden usar el mismo uniforme una empresa de oficinistas a una que se dedique a embolsar productos.

Otro punto que no debe dejarse de lado, es que los uniformes deben ser de calidad, fabricados con una tela suave y que puedan lavarse de manera simple sin ser esto un problema para quienes los utilizarán. No tiene caso dar a los colaboradores uniformes de etiqueta o de telas muy finas que tendrán que estar mandando cada semana a la tintorería, ya que sus gastos se elevarán demasiado, y recordemos que uno de los objetivos de utilizar uniforme es no gastar en ropa.

El contar con colaboradores uniformados es una excelente idea para las empresas, especialmente para aquellas que cuentan con un departamento de atención a clientes o donde los empleados se encuentran en establecimientos abiertos al público. Para empezar, la imagen que el personal aporta es la misma de la empresa, y cuando se reciben clientes o proveedores la imagen es muy importante y se nota. En el caso de los establecimientos o comercios, esto ayuda a que los clientes puedan identificar al personal que trabaja ahí y en determinado momento solicitar su ayuda al momento de realizar compras o tener duda acerca de algún producto o servicio que la empresa ofrezca.

En Playerytees somos una empresa mexicana que fabrica gran variedad de prenda desde el año 2006, todos y cada uno de nuestros productos están hechos con materiales de la más alta calidad para así lograr cumplir con las expectativas de nuestros clientes. Sin duda alguna, con nosotros encontrarás los uniformes ejecutivos que has estado buscando. ¡Contáctanos!