La mezclilla es una de las telas más populares en la actualidad, ya que en nuestro armario no puede faltar un pantalón de mezclilla. A pesar de que originalmente la mezclilla fue diseñada para la manufactura de ropa de trabajo rudo, con los años se ha convertido en un básico que todo mundo usa, y se han creado distintos tipos de esta tela, combinándola con otros materiales para darle características distintas o utilizando distintos procesos durante su fabricación, pero manteniendo las bondades que han hecho popular a la mezclilla.

Hoy en día las prendas de mezclilla alcanzan niveles de demanda impresionantes, no sólo para el uso de pantalones, que es su finalidad más popular, también la encontramos en playeras, chamarras, shorts, faldas y hasta vestidos, aunque sigue siendo en los pantalones donde vemos su evolución y la aplicación de los distintos tipos de mezclilla.

Las presentaciones de la mezclilla desde el clásico azul índigo profundo, los deshilados, los blanqueados o los desgatados, requieren de tipos de mezclilla distinta, puesto que para cada efecto se usan materiales diferentes. En la actualidad existen siete tipos de mezclilla, lo que confirma su popularidad, puesto que es la única tela que tiene tantas presentaciones.

La primera es la mezclilla prima, que es la tela clásica fabricada cien por ciento con algodón. Este tipo de mezclilla es fácil de identificar, puesto que no ha pasado por ciclos de lavado, tratada con químicos o alterada de alguna manera. Se caracteriza por su rigidez, aunque a medida que es lavada esto va cambiando y comienza a hacerse más suave y a decolorarse con el tiempo. La mezclilla prima, también conocida como seca, es inicialmente de un color fuerte, brillante y oscuro.

A partir de la mezclilla prima se deriva el segundo tipo: la mezclilla en acabado mate, para obtener este acabado es pasada por un proceso hecho en molino para darle un color deslavado y una superficie suave. Se utilizan dos procesos para tratar la tela, la mercerización y calandrado. La mercerización infla las fibras de algodón, los rodillos de la máquina de calandria matizan la superficie de mezclilla. Los procesos combinados crean la marca de brillo o pulido sobre la tela, que es una de las más populares en el pantalón de mezclilla.

El tercer tipo es la mezclilla orgánica, la cual es manufacturada con algodón cien por ciento orgánico, con fibras no tóxicas. Esta tela es tratada de manera diferente, lo que hace que las prendas manufacturadas sean más costosas comparadas con la mezclilla prima además es regulada bajo estrictas medidas para considerar todo su proceso de producción sustentable, desde el proceso de plantación del algodón, los tipos de colorante y el tratamiento de la tela.

La mezclilla ajustable, es el cuarto tipo de mezclilla; como su nombre lo indica, esta tela tiene la capacidad de ajustarse a todo tipo de cuerpos, lo que en el caso de los pantalones, le da una mayor comodidad a usarla. En los últimos años ha ganado mucha popularidad debido a su innovación. A diferencia de los tipos de mezclilla anteriores, la mezclilla ajustable no es fabricada cien por ciento de algodón, sino que se combina con un pequeño porcentaje de tejido spandex dentro de las fibras de algodón.

El siguiente tipo de mezclilla es el bull o también conocida como mezclilla de toro, que se compone de tela de algodón cruzada y sin teñir, por lo que es suave al tacto. La diferencia que tiene con la mezclilla tradicional es que es más pesada y tiene una mayor vida útil. Esta tela es muy similar a la lona, pero sin la rigidez que se asocia a las telas más gruesas, se puede teñir con facilidad y de manera uniforme. Es una de las mezclillas más adecuadas para la manufactura de pantalones, shorts, cobertores, bolsas y sombreros.

El sexto tipo de mezclilla es la conocida como seda; al igual que la ajustable, este tipo de mezclilla esta compuesta por hilos finos de seda, lo que les da una sensación más suave y durable a las prendas. La seda es una tela popular favorecida por su belleza natural, suavidad y durabilidad, la resistencia y flexibilidad natural de la seda es la acompañante perfecta para las ásperas fibras de algodón que componen la mezclilla. La fuerza de los finos hilos de seda permite que sean tejidos a telas de mezclilla ligeras. La mezclilla de seda es una alternativa de moda para los pantalones y chaquetas usados de manera cotidiana.

Por último tenemos la mezclilla de anillo, que es manufacturada por un método original que consistía en girar complejos anillos para la producción de la tela y que fue abandonado en la década de 1970 para ser sustituidos por técnicas más económicas, pero en las últimas décadas, con el surgimiento popular del pantalón de mezclilla con un aspecto antiguo, la producción de la mezclilla de anillo fue retomada. Lleva ese nombre porque al ser producida mediante el giro de un anillo, la superficie de la tela toma una forma irregular.

Sin importar el tipo de mezclilla que se utilice, su popularidad es inigualable, al punto de que ya dejó de ser un clásico o una moda, convirtiéndose en una tela que forma parte de nuestra vida cotidiana y que seguirá por muchos años más, ya sea en pantalones, blusas, chamarras, shorts, sombreros o bolsas, en nuestro armario jamás debe faltar una prenda de mezclilla, aunque indudablemente los pantalones, gracias a su versatilidad, variedad de colores, estilos, diseños y tipos de mezclilla seguirán siendo los más utilizados.

Ahora que ya conocen los distintos tipos de mezclilla y sus principales cualidades, podrán elegir más fácilmente el tipo de pantalón de mezclilla que necesitan, ya sea para el uso casual o semiformal, para llevar de manera cotidiana o para los uniformes empresariales, los cuales encontrarán en Playerytees, donde contamos con una amplia gama de artículos de mezclilla, que buscan satisfacer a nuestros clientes más exigentes, brindando calidad y comodidad.

Los invitamos a conocer nuestro catalogo disponible en nuestro sitio web; si tienen preguntas sobre nuestros productos, estamos a su disposición a través de correo electrónico y vía telefónica.