Una breve historia de las playeras deportivas

Las playeras son ideales para casi toda ocasión, las playeras representan una prenda de uso común presente en la indumentaria básica de la sociedad, están disponibles en una infinita variedad de estilos, colores y estampados, las playeras resultan las prendas más cómodas de utilizar. Usadas por moda o simple comodidad, la amplia gama y versatilidad de modelos que existen se adecuan a cualquier situación. Desde las de uso ordinario hasta las institucionales y, por supuesto, las playeras deportivas, las playeras son la prenda de mayor maleabilidad que podría existir en la industria textil.

Diseñadas en un clásico corte en forma de T, dando origen a su término en ingles T-Shirt, las playeras son un indicio de estilo, moda e identidad, y en ocasiones, hasta en reflejo de las tendencias, costumbres y  contexto de una determinada época. Son sumamente versátiles, lo que permite combinarlas con casi cualquier prenda o accesorio sin inconveniente alguno. Además, sus características las hacen ideales para usar en cualquier ocasión, desde las situaciones más informales hasta como indumentaria laboral. En resumen, las playeras son una prenda imprescindible en el atavío de la vida diaria, optimas como prendas institucionales en empresas y ambientes laborales, como ideales para citas casuales con amigos y familiares, e incluso, una prenda inmejorable para relajarse.

playeras deportivas

Las posibilidades de uso dependen únicamente de la creatividad y gusto de quienes la portan. Y aunque hoy en día cuesta imaginar el mundo sin playeras, lo cierto es que sus orígenes no pueden ser más humildes.  A principios del siglo XIX, con la indumentaria ataviada de botones y corsets, la simplicidad en el ropaje era exclusiva de la ropa interior. Así, un primer indicio de las playeras en sociedad se remonta a las telas que servían como encubrimiento de la ropa exterior. Durante la edad media, los soldados solían utilizar vestimentas de cuello redondo, con mangas largas y sin botonaduras que les protegían del roce directo con el metal de sus armaduras.

Las castas nobles solían utilizar el mismo tipo de indumentaria para proteger sus elaborados y voluminosos trajes de las manchas de sudor y otros fluidos corporales. Para el siglo XX, su diseño se simplifica con la desaparición de las mangas, y debido a su bajo costo,  su utilización como ropa interior básica comienza a extenderse. A pesar de haber sido utilizada con anterioridad como vestimenta de uso común por mineros, campesinos y granjeros en zonas de altas temperaturas, las playeras se hicieron notar cuando la marina estadounidense decidió adoptar el diseño tradicional en forma de “T” como parte de su uniforme oficial.

Para cuando la Segunda Guerra Mundial estalló, la armada americana ya tenía entre su indumentaria regular varios híbridos de la playera regular, entre las que destacan la quarteer-sleeve, una prenda cuyas mangas apenas rebasan los codos, y la tank-top, un modelo que prescindía completamente de estas. Así, la T-Shirt clásica paso a ser de uso exclusivo de las tropas marítimas estadounidenses, que desde entonces la portaban como ropa exterior. El fin de la segunda gran guerra dejó una sensación agridulce en la nación americana, evidente en diversas corrientes artísticas, entre ellas el mundo del cine, que con historias como Un Tranvía Llamado Deseo y Rebelde Sin Causa, reflejaban el desasosiego de una juventud desilusionada con su realidad.  Y fueron precisamente celebridades como Marlon Brando y James Dean quienes, utilizando la clásica playera blanca de manga corta, las convirtieron y popularizaron en estandarte de la insurrección y rebeldía juvenil de la época.

Sin embargo, no fue sino hasta los sesentas que las playeras se consolidaron definitivamente como prenda popular de vestir de uso exterior.  Con el nacimiento del movimiento hippie, las playeras fueron el lienzo perfecto para plasmar la colorida y psicodélica tendencia que caracterizó a la época.

Con la evolución y la sofisticación de los métodos de impresión, las playeras también sirvieron como recurso propagandístico, estampando frases, lemas y mensajes de toda índole. Por supuesto, el marketing vio en este recurso una rica fuente de estrategias publicitarias, aprovechando el tapiz que las playeras les proporcionaban para imprimir marcas, logotipos o eslogans.  Para los ochentas, las playeras eran la prenda oficial de las bandas más populares de rock, el punk y la música urbana.

Conscientes de la evolución histórica y textil que las playeras han transitado desde su creación, en Playerytees nos hemos dado a la tarea de crear las mejores piezas de la industria. Manteniéndonos a la vanguardia de la tecnología textil, nuestras prendas pasan por un riguroso control de calidad, asegurándonos de que cada pieza mantenga el más alto estándar de producción.  Con la intención de satisfacer cada una de las necesidades de nuestros clientes, hemos creado prendas para toda ocasión, desde las ya  clásicas playeras tipo polo, hasta nuestras innovadoras playeras deportivas.

Las playeras deportivas nacen de la necesidad de encontrar un tipo de prenda fresca, ligera, dinámica, pero a la vez resistente, capaz de soportar los más diversos y extenuantes usos  rudos. Están diseñadas para proporcionar comodidad en cualquier tipo de actividad física, las playeras deportivas modelo 950 que ofrecemos para dama y caballero son prendas hecha 100% en poliéster, están disponibles en diferentes tallas y nueve diferentes gamas de color. Debido a su exclusivo diseño, las playeras deportivas 950 son resistentes, frescas y suaves al contacto con la piel, además cuentan con una barra reflectiva en las mangas, etiquetas desprendibles y tecnología Quick Dry, lo que permite mantenerlas totalmente secas aún en situaciones de transpiración extrema, proporcionando una mayor comodidad y seguridad al usuario.  Por ello, el modelo 950 es la mejor opción en prendas deportivas existente en el mercado.