Empresa líder en el mercado textil, Playerytees es una empresa orgullosamente mexicana, que elabora prendas con calidad de exportación para uso casual o identidad corporativa. Cuidando y manteniendo los más altos estándares de calidad en cada paso del proceso de producción, Playerytees diseña, confecciona y comercializa cada una de las prendas que componen su extenso catálogo. Con la determinación de satisfacer las distintas necesidades y exigencias de cada sector del mercado, Playerytees ha desarrollado una línea de productos ideales para toda ocasión, desde prendas ligeras y prácticas para uso regular, hasta indumentaria de alta durabilidad y resistencia para uso cotidiano.

Óptimas para reuniones sociales o uniformes institucionales, la gama de prendas Playerytees se han ideado para su fácil personalización. Desde las playeras tipo polo, recomendables para la realización de bordados como leyendas o logotipos, hasta el modelo Tees, ideal para la sublimación de una infinita variedad de diseños y composiciones. Con el objetivo primordial de posicionarse en la preferencia y gusto del cliente, cada estilo tiene la finalidad de cubrir las diversas necesidades e inquietudes que a éste puedan surgirle, pues siempre estamos preocupados por ofrecer innovación, estilo, comodidad y practicidad, por lo cual Playerytees se mantiene a la vanguardia en moda y tecnología textil.

playera cuello redondo

La prenda más cómoda y ligera por excelencia son las playeras cuello redondo, que pueden utilizarse en casi cualquier ocasión. Generalmente informal, los variados usos que pueden conferírsele la hacen sumamente versátil. Es la prenda favorita para descansar y relajarse en la comodidad del hogar, como también la indumentaria perfecta para visitas y reuniones sociales. Las opciones de uso son infinitas y dependen únicamente de quien las porta.

Las playeras tienen su justo lugar en los anales de la historia del mundo de la moda. Como pieza imprescindible de la vestimenta más casual hasta la más sofisticada, la playera es una prenda que, desde su creación, no ha caído en desuso, al contrario, su utilidad continúa a la vanguardia y gusto del público. Las tendencias en moda no han convertido a la playera en una prenda anticuada, sino en una pieza que ha evolucionado a la par de los últimos accesorios en boga.

Y aunque todo mundo la ha utilizado alguna vez, el origen de la playera es por demás curiosa. En principio, no fue diseñada como una prenda de uso común, ni siquiera como vestimenta exterior. Las playeras fueron creadas como una indumentaria complementaria que protegía al cuerpo de las inclemencias del frío. Se usaba como ropaje interior, y también evitaban que las suntuosas vestimentas de las castas nobles se pegaran al cuerpo o se humedecieran por la transpiración u otro tipo de fluidos. Asimismo, los caballeros de la realeza, durante la Edad Media, solían utilizar una prenda de características similares para proteger sus extremidades del roce directo con sus armaduras.

A principios del siglo XX, la prenda evolucionó convirtiéndose en indumentaria regular de uso interior. Básicamente cumplía la misma función de proteger el cuerpo del clima y la humedad. Sin embargo, algunos obreros, mineros, campesinos y granjeros ya comenzaban a utilizarla como prenda exterior. La dura vida de las clases bajas los obligaba a utilizar prendas que los mantuvieran frescos, y a la vez, resistieran las inclemencias del trabajo bajo el sol. Para entonces, la playera de manga corta ya era bastante común. Y de hecho, el responsable de la popularización de la playera como indumentaria básica fue ni más ni menos que la propia marina estadounidense.

Debido a sus particulares y prácticas características, la clásica playera en forma de “T” fue adoptada como parte del uniforme estándar de la marina. Influenciados por la iniciativa, el ejército americano también decidió implementarla entre su indumentaria reglamentaria. Para cuando la segunda contienda mundial estalló, la playera clásica ya se constituía entre los soldados como prenda rudimentaria. Aún con todos estos antecedentes, la playera continuaba siendo vista como ropa interior. No fue sino hasta la intervención del séptimo arte que alcanzaría su potencial como prenda de primera línea.

Marlon Brando, en Un Tranvía Llamado deseo, y James Dean, en Rebelde Sin Causa, se encargarían de elevar el uso de las playeras como símbolo de moda e identidad. A finales de la década de los años cuarenta y principios de los cincuenta, portar una playera de manga corta era una tendencia común entre los jóvenes, que la adoptaron como emblema de rebeldía. De hecho, la subcultura greaser se caracterizaba por el uso de chamarras de cuero negro en contraste con las playeras cuello redondo blancas. Ya para los setenta, y con el movimiento hippie en auge, las típicas playeras blancas mutaron a prendas multicolor pintadas generalmente por los propios jóvenes.

Así nació la tendencia de personalizar la indumentaria de uso común, y con ello una nueva forma de expresión artística y un excelente recurso mercadológico. Pronto, las playeras eran utilizadas como herramientas propagandísticas y publicitarias, inundando el antaño lienzo blanco con colores, formas, marcas, lemas, logotipos y demás recursos visuales.

Atendiendo a la necesidad de personalizar la vestimenta personal, ya sea como recurso creativo de identidad o como mero uso comercial, Playerytees ha elaborado prendas que se ajustan a esta inquietud. Un ejemplo es la “Tees”, playeras cuello redondo con una constitución 100 % poliéster, cuya tonalidad blanca la convierten en una de las mejores opciones que existen para la sublimación textil. Junto a las playeras cuello redondo, se complementa el cuello “V”, que le confiere a la prenda cierto dinamismo visual sin perder ninguna de las características ni propiedades mencionadas. Ambos estilos garantizan una mejor absorción de color, manteniendo la integridad del diseño a plasmar. En definitiva, Playerytees es sinónimo de estilo, calidad e innovación.